Cómo pensar como un emprendedor

Pnesar de forma emprendedora en 2018

Pensar de forma emprendedora

Si te digo que el emprendimiento está al alcance de todo el mundo es cierto. Una persona emprendedora no es solo quién decide montar una empresa.

Tú puedes emprender en cualquier faceta de la vida.

📖 Definición de emprender según la RAE

emprender
Del lat. in 'en' y prendĕre 'coger'.

1. tr. Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro.

2. tr. desus. Prender fuego. Era u. t. c. prnl.

Vale, obviemos la segunda definición, centrémonos en la primera.

🏁 Acometer, atacar con ímpetu y fuerza contra algo. ¿Me vas a decir que nunca has hecho algo con fuerza e ilusión?, una obra teatral en el colegio, yendo por las tardes durante semanas para ensayar y que saliera todo bien.

👷 Comenzar una obra, literalmente podría ser una obra en casa, mejorar una habitación de tu vivienda, pintar o decorar alguna parte de tu hogar. El emprendedor comienza cosas que le apasionan. Un escritor que escribe solo porque le gusta es un emprendedor y quizás su objetivo no sea ganar dinero.

Un emprendedor no tiene porque ser un empresario.

La parte final de la primera definición me encanta, tienes pensamiento emprendedor si llevarlo te resulta difícil, peligroso o te supone un reto.

Emprender conlleva un riesgo, siguiendo el ejemplo de la obra teatral del colegio ¿No tuviste miedo de equivocarte en el escenario con aquella frase tan larga? ¡Vaya que si!

Puedes emprender en cualquier ámbito de tu vida personal

piensa como un empresario

Emprender es hacer cosas, es crear cosas o por lo menos intentarlo. Tú no sabías actuar, te dio pánico escénico y aún así lo hiciste ¿Verdad? ¿Cómo?, con esfuerzo y sacrificio.

Una frase sobre emprendimiento.

¡Emprendes al tomar decisiones, pero tienes que tomarlas!

Qué significa emprender en tu vida personal

Significa lanzarte al mundo y en numerosas ocasiones contra la corriente.

Cuando planeas un viaje para aprender o conocerte mejor a ti mismo, algo que tienes que pensar y estudiar, irte a otro país con otro lenguaje, con otras costumbres u otras monedas. Una situación que te apetece hacer pero te genera algún tipo de miedo o inseguridad.

Cuando creas una familia, también es emprender, estás construyendo algo y requiere mucho esfuerzo y sacrificio.

Cuando decides emprender trabajando, no solo trabajar tus 8 horas hasta que termina tu jornada y te marchas a casa. Ser emprendedor en tu oficio es cuando tomas medidas emprendedoras, sales de tu zona de confort e intentas algo nuevo o arriesgado para conseguir un objetivo.

Y como estos, hay miles de ejemplos más. Emprender no es solo cosa de empresas o profesionales.

Aprende a emprender

Aprender a ser emprendedor en tu vida

Puedes aprender a pensar y actuar como un emprendedor. Es cierto que no todo el mundo es capaz de asumir los mismos riesgos.

Aprender las formas de emprender son variadas. No hay una respuesta cerrada.

La tolerancia al riesgo puede ser un factor determinante. Es normal sentir miedo cuando empiezas algo nuevo.

¿Cómo nos quitamos el miedo a emprender?

Seguro que es más fácil de entender con un ejemplo algo veraniego 🌞.

Igual que un niño tiene miedo antes de tirarse a la piscina, el miedo a emprender también se puede combatir.

Lánzate a la piscina como empresario

La mejor manera de que el niño pierda el miedo al agua, será iniciándole en una piscina más pequeña. En la que apenas le cubran los tobillos. Con un riesgo que pueda asumir.

Cuando el niño vea que ha superado el miedo a la piscina y empiece a disfrutar con el agua, te pedirá ir a piscinas más grandes.

El riesgo aumenta de forma proporcional, pero hay herramientas que nos pueden ayudar para afrontar nuevos riesgos.

El niño ve que la piscina le cubre, aún no sabe nadar pero quiere hacerlo. Compra unos manguitos y sentirá que puede vencer de nuevo sus temores.

Que el agua, aunque con sus riesgos el ya puede asumirlos y ahora disfruta del verano en la piscina 🏊 con sus amigos y familiares.

El niño habrá vencido el miedo al agua, el próximo verano ampliará sus limites y se bañara en la playa 🙂

Dejando de lado el ejemplo del niño (que espero que os haya ayudado un poco mejor a entender lo que os quiero decir) tú puedes aprender a emprender y a por consiguiente asumir riesgos.

Emprender con menor riesgo con un Producto Mínimo Viable

Calcula el riesgo antes de empezar. Debes estar dispuesto a asumir todos tus temores iniciales.

Si tu idea es crear una empresa, empieza por lo más básico. Crea un MVP o Producto Mínimo Viable.

El producto minimo viable para empezar tu negocio

La definición producto mínimo viable

Esta técnica consiste en crear un producto muy básico, sin entrar en tecnicismos ni complicaciones para obtener información sobre tus clientes potenciales.

Reduces así al máximo el riesgo, porque es más económico crear un nuevo producto y probarlo para saber si funciona antes de realizar una fuerte inversión de dinero o tiempo.

Crea una landing page de un producto mínimo viable y pasa el enlace a tus clientes.

Tus clientes te darán un feedback sobre el mismo. Podrás estudiar su viabilidad en el mercado.

Como no me gusta decirte cosas demasiado técnicas, aquí va otro pequeño ejemplo.

Este blog es un MVP. Su puesta en marcha me ha costado un desembolso económico mínimo.

💽 Hosting: 4,5 € mensuales

🔗Dominio: 8,95 € anual

💵 Gastos anuales: 62,95 €

Podría decirse que me cuesta unos 5 cafés al mes en el bar de la esquina. Una taza de ☕ por semana. Pues esos cafés me los tomaré en casa este año 🙂

¿Cómo puedo saber si mi MVP va a resultar exitoso?

En este caso, lo dirá el tiempo y vosotros (apenas lleva 1 semana activo).

En este caso el feedback positivo sería que me dejéis el correo para seguir compartiendo con vosotros más contenidos.

Si os resulta interesante:

Suscríbete para estar al día


He leido y acepto la Política de Privacidad

Responsable » Manuel A. Guerrero Murillo (servidor)
Finalidad » gestionar lista de email.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Sered (proveedor de hosting de Emprender o Trabajar) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Sered. (https://sered.net/politica-de-privacidad).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Pero sé que no voy a perder nada, porque si fracaso al menos habré aprendido nuevas cosas para futuros proyectos.

Además me sirve para escribir y estructurar mis pensamientos. También para desahogarme si he tenido un mal día 💣.

Para emprender hay que superar el miedo al fracaso

A mi me resulta más sencillo pensar que puedo fracasar desde un principio.

El porcentaje fracaso en emprendedores es alarmante. Pero no está todo perdido.

Pero el camino desde que empiezas con tu idea emprendedora (en lo personal o laboral) es todo tuyo. Dependes de tu imaginación, trabajo, esfuerzo y ganas de conseguirlo.

El típico comentario de “El no, ya lo tienes” es real. Lucha por conseguir un si.

Fracasar es parte de la vida.

Naces, creces, fracasas, te reproduces y mueres

Pero cada piedra en el camino te acerca siempre un poco más a tu objetivo. Por cada fallo que cometes aprendes algo nuevo.

Acepta y abraza el fracaso, aprende y no vuelvas a repetir el mismo error, solo así estarás más cerca del éxito y cuando lo consigas todo habrá merecido la pena.

Si ya has aceptado que puedes fracasar, ahora tienes que trabajar para poner los medios necesarios y evitar que pase.

¿Piensas cómo un emprendedor?

¡Cuéntame!

Deja un comentario