Cómo afrontar la desmotivación en el trabajo

Me aburro en mi nuevo trabajo

De la desmotivación laboral nace esta publicación

Llega septiembre y con ello un post que te puede interesar bastante.

Espero que estás 2.800 palabras que te escribo te sirvan de ayuda.

Hoy voy a tratar un tema del que por desgracia entiendo bastante. Señoras y señores hoy vengo a hablaros de la demostivación en el trabajo.

A lo largo de semanas, meses y años el estado de ánimo juega un papel importante. Nadie es siempre estable. Si conoces alguien así, por favor, preséntamelo.

A mi parecer las personas somos cómo un péndulo, que oscila continuamente. A lo largo de tus días puedes presentar varios estados, felicidad, angustia, miedo…

tengo bajo los animos

Pero cuando esto se hace presente en el trabajo de forma constante, hay que echarle un ojo porque puede estar fallando algo.

Me gusta escribir sobre lo que me pasa, con experiencias propias porque pienso que es la mejor forma de que tú, lector, te sientas identificado y puedas conectar conmigo de una forma más directa.

No tengo ganas de hacer nada

¿Qué me pasa?

Estás desmotivado y las causas pueden ser muy variadas. Ya sea en tu vida en general o en el trabajo, tú falta de motivación te está pasando factura.

Es un estado mental, lo tienes todo en tu cabeza.

Me siento aburrido en el trabajo

Puede llegar a ser un problemón y de los gordos.

Llegas al trabajo, te sientas y piensas cómo combatir el aburrimiento en el trabajo.

Si, a mi también me pasa. En mi trabajo me aburro.

Pero… ¿Por qué?

Hay muchos factores que influyen, pero quiero compartir contigo desde mi punto de vista los más importantes.

La monotonía: eres un robot programado para no pensar

Siempre hay cosas que se repiten día a día y a lo largo de los años. Esto no lo podemos cambiar, siempre tienes tareas que realizar.

Mala suerte si son aburridas.

Ni tú, ni yo, ni nadie escapa de la rutina. Son parte del trabajo, pero deben ser eso, sólo una pequeña porción de tu jornada laboral.

Cuando en tu trabajo debes dedicar una o más horas a tareas repetitivas aumenta el nivel de desmotivación.

Ejemplos de tareas monótonas:

💤 Pasar datos a un excel

💤 Llamar a una lista interminable de clientes para venderles algo que no quieren

💤 Reponer productos en un centro comercial

💤 En cualquier fábrica en línea de montaje o elaboración

💤 Responder emails a cosas que ya has respondido un millón de veces

💤 Preparar pedidos en una tienda online

💤 Podríamos hacerlo infinito su añades aquí tu tarea más odiada y repetida

Cualquier tarea que no requiere pensar demasiado y se repite de forma casi eterna.

Hay trabajos que deben ser así, si no aguantas la monotonía deberías buscar otro trabajo o emprender en algo que te ilusione.

Sin retos a la vista

Para mi la falta de un reto es lo que más frustración me causa en un trabajo. Los retos deben ser siempre constantes. Es lo que te ayuda a progresar y aprender.

La mentalidad ha cambiado mucho en estos últimos años. Cada vez es más normal ver a los que yo denomino “saltamontes profesionales”.

Personas que no están más de un año o dos en la misma empresa. Durante esa etapa trabajan, aprenden y mejoran. Cuando la empresa no tiene nada nuevo que aportar, saltan a otro empleo.

Cada vez es más común y es comprensible.

Pero ojo con esto, porque las empresas y los seleccionadores de recursos humanos no siempre ven con buenos ojos que hayas pasado por cuatro o cinco empresas en menos de diez años.

Puede dar la sensación de que no vas a estar mucho tiempo en su empresa, sin embargo hay muchas empresas dispuestas a contratar personas con experiencia.

También se da el caso contrario. Tener retos demasiado complejos y que se escapen de tus capacidades o conocimientos.

Cuándo tienes que enfrentarte a un reto y no puedes con ello. Te desesperas y acabas sintiendo una frustración que puede desmotivarte aún más.

Vaya problema, te están planteando un reto excesivamente complicado, que se aleja mucho de lo que sabes hacer o incluso retos que no te interesan porque no te ilusiona ni el aprendizaje ni el resultado.

Si no tienes nuevos retos, salta, no seas tonto y te lo digo con cariño.

Retribución insuficiente: gano menos de lo que merezco

El dinero es importante. Lo necesitamos para vivir de eso no hay duda.

💰 Si no te pagan lo que mereces, te afecta.

💰 Si ganas menos que tus compañeros, te joroba.

💰 Si llevas años sin que te suban el salario, no te gusta.

Es normal y no te falta razón. Puede ser un factor para disminuir tú motivación.

No me pagan lo que merezco

Personalmente y después de haber pasado por más de tres empresas estos últimos cuatro años no es el factor más relevante.

He estado en empresas ganando bastante menos de lo que gano ahora, en torno a 400-500€ menos.

¿No es moco de pavo verdad?

Pues alucina, era más feliz en mis anteriores trabajos, precisamente porque eran trabajos nada monótonos y con miles de retos diarios.

Otro factor que tenían mis antiguos puestos es el siguiente de la lista, el tiempo libre.

Trabajo demasiado: muchas horas y mal distribuidas

Hay personas que son ricas en sueldo y pobres en tiempo.

Si trabajas largas jornadas, con jornada partida, días festivos…

Tu trabajo puede llegar a desmotivarte. Te digo esto desde el contexto legal, que sean las ocho horas y no ya las típicas empresas de te pago ocho y trabajas trece.

Te desmotivas cuando sientes que no te da tiempo para hacer vida social, realizar deporte, viajar y conocer sitios nuevos porque estás trabajando y las vacaciones se te hacen cortas.

Ahora mismo sigues este blog y puede que seas un trabajador o emprendedor.

De cualquier forma te recomiendo “La semana laboral de 4 horas” de Tim Ferris, léelo, no tiene desperdicio.

No me gusta mi trabajo

A mi tampoco, es una putada y perdón por la palabra. Pero es así. Cuándo no te gusta algo, al final terminas odiando ir a trabajar.

El problema lo tienes tú, no la empresa. El que falla eres tú y siento decírtelo así de sopetón.

Odias tu trabajo pero no puedes dejarlo tan fácilmente.

Me aburro en el tajo

Has acabado allí, probablemente porque no hay trabajo y te hace falta trabajar o no tienes suficiente experiencia en tu sector.

Si no te gusta tú trabajo, cámbialo cuanto antes y con cariño te vuelvo a repetir, no seas tonto.

La mente humana es increíble y estamos marcados por horarios y fechas tope.

En el instituto tenías que entregar un trabajo el viernes y hasta el jueves no te pusiste en serio.

Pon una fecha límite y HAZLO.

El ambiente laboral no es bueno en mi empresa

Las relaciones personales en las empresas son otro factor muy a tener en cuenta.

Cuando la relación con tu jefe o compañeros es mala o tóxica, parece que ir a trabajar sea una odisea.

Intenta tomarte las cosas con calma y filosofía, puede deberse a épocas donde el estrés aumenta por una mayor cantidad de trabajo y esos roces pueden crearse de forma natural.

Si es por un pico de trabajo o estacionalidad ten paciencia ya que cuando pasa la marea todo vuelve a su cauce.

Cómo sobrellevar un trabajo que no te gusta

Si has dado con esta publicación y has hecho clic es que estás pasando por una mala etapa. Voy a tratar de ayudarte a recuperar la motivación en el trabajo.

Si no hay retos, invéntatelos

Da una vuelta de tuerca en tu quehaceres diarios. Crea o intenta algo nuevo que te ilusione y te suponga un reto.

Si trabajas demasiado, intenta adaptar tus horarios.

Puedes leer este artículo que escribí sobre la problemática de las jornadas laborales de ocho horas discontinuas.

Además te doy algunos tips que he utilizado yo mismo para cambiar mi horario.

Si no ganas lo que mereces

Profundiza en este artículo que escribí hace poco para pedir ya mismo que te suban el salario.

Ahora si amigo mio, si has leído hasta aquí te mereces que te de mis trucos y técnicas para lidiar con tu trabajo cuando termina la jornada para “aguantar un día más”.

Cosas que yo hago

✍️ Escribo un blog (lo estás leyendo ahora mismo) y me aporta una tranquilidad tremenda escribir mis pensamientos. Durante las dos o tres horas que estoy escribiendo lo que estás leyendo, dejo de pensar en los problemas que me causa mi trabajo.

🏃‍♂️ Salgo a correr casi a diario. Ya te lo he dicho en otros post. El deporte es esencial en la vida si quieres mantener tu mente y cuerpo sanos. Una vía de escape que además es gratis.

❤️ Hablo y expreso mis sentimientos con naturalidad. La comunicación ayuda a mi estado de ánimo y una vez digo lo que se me pasa por la mente, parece que descargo un poco la tensión acumulada.

🎮 Me da por desconectar con los videjuegos. No, no soy un friki. Le dedico pocas horas y por temporadas. La última vez que me conecté a la ps4 fue hace 25 días.

📺 Veo series. Odio los programas de televisión, pero las series me encantan. Las devoro como si se fueran a acabar.

🎙️ Leo otros blogs y escucho podcasts. No es que me solucione la vida, pero ayuda mucho a desconectar de tu vida y conectar con otras personas interesantes que pueden aportarte nuevas ideas.

 Cosas que otras personas hacen

🧘 Practicar yoga o taichi. Dicen que es muy bueno aunque yo nunca lo he probado, soy un culo inquieto.
👨‍🏫 Coaching profesional. Contratar a una persona que te asesore en muchos aspectos de tu vida, incluido el profesional. Yo prefiero darle la lata a mi pareja, familiares o amigos (además es más barato).
🤔 Meditación. Esto no es para mi, lo siento, no puedo estar parado en un mismo sitio más de 3 minutos sin hacer nada.

Cómo solucionar problemas de motivación en las empresas

Si eres empresario y tienes gente a tu cargo deberías saber que el primer problema es que estás perdiendo dinero.

Los trabajadores necesitamos cubrir ciertas necesidades para mantener la productividad y la motivación al alza.

como motivar a mi equipo de trabajo

¿Qué puedes mejorar en tu empresa para mejorar la motivación de los trabajadores?

Te presto algunas ideas.

Realiza un plan de formación para tus empleados

Contacta con profesionales que se dediquen a realizar formaciones relacionadas con la actividad que lleves a cabo. Esto hará que tus trabajadores sigan creciendo profesionalmente y estarán mas contentos con la empresa.

Da las gracias

No, las gracias no van dentro de la nómina del mes.

Debes ser agradecido porque una y mil veces los empleados realizan tareas que se escapan de sus obligaciones.

Se quedan un “raitito más” para cumplir la colosal e  importante tarea que le has puesto a diez minutos de acabar su jornada laboral.

Un simple gracias para tener contento al personal.

Comunicación bidireccional en el trabajo

Tienes que tener un canal de comunicación abierto con tus empleados siempre que sea posible. Aunque tengas mil obligaciones, escucha y aprende porque estás perdiendo información muy valiosa.

Bidireccional significa en los dos sentidos, deja que hablen y den su opinión.

Realizar reuniones semanales o diarias, aunque sean cortas. Además podrás tener un control más cercano para saber en que están empleando el tiempo en la empresa.

Las reuniones son una herramienta perfecta para compartir ideas o puntos de vista frente a los problemas derivados del trabajo, con clientes, con tareas que surgen en las empresas.

Revisa su salario de forma constante

Saca de tu cabeza de empresario la idea del puño cerrado.

Si alguien saca adelante su trabajo y tiene un rendimiento considerable no esperes a subirle el sueldo.

Si esperas demasiado será el mismo quien te lo pida.

Así quedas bien, un jefe guay 🕶️

Cuándo no consigues combatir la falta de motivación

Si luchas y trabajas para que tus empleados estén motivados y aún así no lo consigues tendrás que tomar decisiones.

Si esa falta de motivación afecta de forma muy negativa a la empresa y no hay solución posible lo mejor sería finalizar el contrato del empleado con una salida digna de la empresa.

Mi experiencia con la desmotivación

Nunca es algo que ocurra de repente.

Hace unos seis meses que tengo esa sensación en mi vida. Te podría decir la causa tratando de darte los motivos exactos, pero me temo que no los conozco.

Superar la desmotivación es difícil.

El comienzo ilusionador

Remontándome al 2015, acababa de salir de una empresa como técnico informático y entré en otra empresa de programación web.

Realizaba trabajos de lo más variados.

Cosas muy chulas.

Diseñaba webs para carreras temáticas, tipo Spartan Race y similares. De vez en cuando tocaba temas de diseño.

Motivación en mi puesto de trabajo

También estuve creando una plataforma online desde cero. Un sitio web para una escuela de triatlon en México. El proyecto era muy interesante, tenía mucho potencial, con proyección internacional, lamentablemente tras varios meses se canceló (aunque espero que vuelva a activarse algún día)

Como es normal, tuvieron que prescindir del último mono 🐵 que se incorporó al equipo, servidor.

Creo que este fue el punto de inflexión, estaba muy motivado con mi trabajo, me gustaba lo que hacía. Eran retos que estaba superando con esfuerzo y sacrificio.

Un cubo de agua fría sobre mi cabeza. Estaba en paro de nuevo y tenía que seguir buscando mi camino profesional.

La fortuna hizo que un mes después recibiera una oferta de trabajo en la empresa en la que trabajo actualmente.

El proyecto parecía interesante, el sueldo era similar. Aunque tenía horario comercial… ya sabéis lo que pienso sobre las jornadas partidas.

🔀 Empecé a notar las diferencias.

Desde el principio me dije “no me gusta mi nuevo trabajo”.

Cierto es que aprendí un montón por mi cuenta, ya que no tenía nadie de apoyo, toda la responsabilidad me la comí yo desde el minuto uno.

Toma estas dos tiendas online. Tienes un contrato en prácticas pero… ahora son responsabilidad tuya.

🔎 Aprendí sobre comercio electrónico y marketing.
🔎 Aprendí sobre posicionamiento web seo y sem.
🔎 Aprendí cómo funciona un negocio pequeño.
🔎 En fin, aprendí muchas cosas.

Acepté el reto y cumplí con creces. Los números subieron, se facturaba más, el trabajo se hacía cada vez más rápido.

Pero los retos se acabaron pronto, el trabajo ahora consistía en responder emails, llamar a clientes y otras tantas tareas monótonas y vacías por dentro.

A medida que subió la facturación proporcionalmente mi motivación cayó en picado.

Han pasado más de dos años y profesionalmente me he estancado. Mi trabajo ciertamente se ha visto recompensado de forma económica.

Pero como te decía, el dinero no lo es todo.

¿Cómo pasé de un extremo a otro?

No lo sé con certeza. No ocurre un día y ya está.

Ha sido progresivo, no me he dado cuenta realmente hasta que renové el contrato.

Enhorabuena, ahora tienes un contrato indefinido.

<ironia> Yujuuuu </ironia>

¿Qué tendría que pasar para volver a motivarme con mi trabajo?

La clave para superar la desmotivación es aprender, aprender y aprender. Un trabajador tiene que estar continuamente formándose.

Es algo vital, para mi no tiene sentido trabajar en algo si no progresas. Pero tiene que gustarte lo que estás aprendiendo.

Podría aprender mucho sobre la bolsa, inversiones… pero si no encaja con mi camino profesional ¿De qué me sirve?

Tengo que ser sincero contigo lector, para mi la desmotivación laboral es como una enfermedad moderna.

Te quita un poco de tí mismo, muy poco a poco, sin que te des cuenta.

¿Cómo motivarme en un trabajo que no me gusta?

Atacando problema de frente y de forma directa. La respuesta de cómo afrontar un trabajo que no te gusta está en estas lineas.

Si tú estás pasando una situación similar, te recomiendo que des un paso y hagas algo ya.

Si no te motiva tu trabajo, busca otro que te ilusione y se acabó el problema.

Pero no lo hagas sin pensar, busca la mejor salida.

Cómo combatir la desmotivación

Busca aquello que te ilusiona. Explora tú interior. ¿Qué se te da bien? ¿Qué sabes hacer?

La pregunta más difícil. Imagina que mañana mismo pudieras tener lo que deseas.

¿Cuál sería tu trabajo perfecto?

Una vez definas esto, hazte otras preguntas:

¿Trabajaré para alguien?
¿Trabajaré para mi mismo?
¿Qué horario quiero tener?
¿Cuánto quiero ganar? o más bien ¿Cuánto necesito ganar?
¿Dónde quiero trabajar?

Escríbelo en un papel, un bloc de notas en el pc o anótalo con la grabadora del móvil.

Traza un plan y escribe fechas tope. Toma esa hoja de ruta y cúmplela. Si haces aquello que te gusta volverás a sentir la motivación corriendo por tus venas.

Ya lo tienes, ahora depende de ti hacerlo.

Te diré que tengo mi plan escrito y me he dado de plazo un año para cumplirlo.

Si me sigues, lo acabarás leyendo mas pronto que tarde.

¿Tú también estás desmotivado en tu trabajo?

Cuéntame…

Deja un comentario